IMG_3950

Primera Ramada Inclusiva En Portezuelo

[Actualizando]Se realiza la primera Ramada inclusiva en la comuna de portezuelo, evento realizado por el equipo de profesionales EDLI, en conjunto con la Municipalidad de Portezuelo. Evento que contó con Juegos populares, tales como rayuela, juego de las bolitas(polcas) entre otros, que se realizaron en la casa de la discapacidad, que se encuentra a un costado del estadio Municipal. Donde asistieron desde distintos sectores de nuestra comuna y de distintas organizaciones sociales, en donde los grandes invitados a participar y la ramada estaba enfocada a las personas con discapacidades para que vinieran a disfrutar junto a sus vecinos y a pasar una tarde agradable llena de Chilenismo. 

Junto Con Disfrutar de lo Tradicional de nuestra patria los asistentes dieron lugar a nuestro baile Nacional. Donde quien dio el primer pie de cueca fue nuestro alcalde, René Schuffeneer Salas y la Concejala Paulina Zamudio Vasquez, además de los asistentes que se atrevieron a bailar también, sin duda un evento que se debe seguir realizando durante los próximos años, dado sus características y concurrencia que se llegó.

Galería imágenes evento. 

JUEGOS TÍPICOS CHILENOS

Las Bolitas

Hace mucho que en Chile se juega a las bolitas apostándolas en cada pasada. Así, tener más bolitas es signo de experiencia y habilidad en el juego. Todas las épocas son buenas para un partido, pero dicen que en septiembre es lejos mejor.

Hachita y cuarta, picar… A ¿qué juegas?

El juego de las bolitas apareció en Chile en el siglo pasado, prácticamente igual a como se practica hoy a lo largo de todo Chile: hacer chocar entre sí dos o más bolitas, derivándose de ello amplias variaciones.IMG_3856

Resultado de imagen para hachita y cuarta juego de las bolitas chileno

Uno de los más popularizados es la “hachita y cuarta”. Consiste en que el que va a iniciar el juego, saca del hoyo su bolita y la lanza a “chitar” a la de su compañero. Si lo logra, marca con la mano una medida llamada “cuarta” (del pulgar al meñique con la mano extendida) y lanza su bolita al hoyo. Si acierta a introducirla gana.

Hoyo en la tierra

Se hacía un hoyo enla tierra, se juntan las bolitas de cada jugador y se lanzan de una vez al agujero. Dependiendo de la cantidad de bolitas que caigan en el hoyo, se verán los turnos de cada jugador (par o impar). Los jugadores deberán tratar de echar al

hoyo en la tierra

hoyo en la tierra

hoyo las bolitas que queden fuera de éste. El jugador de turno golpeará una bolita y tratará de echarla al hoyo, si lo logra puede seguir otro turno, así, hasta que una bolita no ingrese al agujero; entonces será el turno de otro jugador. Gana el jugador que ingrese al hoyo la última bolita, y se lleva todo.

También está el juego de la troya. Para jugar a la troya se dibuja un círculo sobre la tierra dentro del cual los participantes colocan cierta cantidad de bolitas por igual. A continuación, todos lanzan sus bolitas por turno hacia el círculo, buscando sacar de allí el máximo de bolitas juntas con la bolita que lanzó. Si su bolita queda dentro del círculo, significa que “se ahogó” y debe abandonar el juego. Todos siguen jugando cada cual a su turno, hasta que no queden bolitas dentro del círculo.

El Emboque

Ser un buen jugador significa hacer la mayor cantidad de “emboques”, ya sean simples o dobles.

El emboque es un juguete de madera con forma de esfera o campana con un agujero de cuatro a cinco centímetros de profundidad. De su cuerpo sale un cordón delgado en cuyo extremo tiene amarrado un madero o palito que habrá que tratar de meter al agujero del emboque.

El juego consiste en tomar el madero de forma vertical con una mano, de manera que el emboque quede colgando. Con el movimiento del brazo el emboque comenzará a adquirir un movimiento oscilante.

El emboque tiene que ser lanzado al aire. La idea es que el madero logre entrar al agujero. Esto es el “emboque”. Se juega de manera individual o con más personas. Gana quien hace más número de emboques ininterrumpidamente.

Hay diferentes tipos de embocadas que se conocen con el nombre de simple, doble, vertical, mariquita, puñalada, purtiña o dominio del revés.

El Tejo.

rayuela

rayuela

                                                                                 El tejo es otro de nuestros juegos tradicionales.

rayuela

rayuela

Para jugar al tejo hay que trazar una raya en el suelo o poner en éste una cuerda extendida. Después los participantes se ubican a unos veinte pasos y lanzan, cada cual a su turno, sus tejos sobre la línea. Gana el que llegue más cerca.

Cuando se hacen competencias, la cancha se prepara especialmente, los partidos se juegan por equipos, con árbitro y todo. Hay tejos profesionales hechos de bronce o plomo.

El tejo se hizo muy popular por los mapuches, que le pusieron “tecun”. Para practicarlo construían tejos de piedra de distintos tamaños y colores: rojo, negro y blanco. Hoy día es un juego muy conocido y típico de las zonas rurales de Chile.

El Trompo

Esta pirinola de madera y con punta de fierro ha entretenido a miles de chilenos durante muchos años.

Tradicionalmente los trompos eran hechos por artesanos y construidos con madera de espino. Hoy la elaboración se ha industrializado y las maderas son más bien blandas, incapaces de durar en el “quiño”, prueba que consiste en “herir” al trompo perdedor con la púa.


Algunas variaciones del juego son la prueba del círculo dibujado en el suelo. Uno de los participantes tiene que “tirarse” primero y quedar girando dentro del círculo.

La idea es que el resto intente pegarle a ese trompo. Cuando el trompo termina de girar tiene que quedar fuera del círculo, uno no lo puede sacar. Debe salir sólo con los golpes o choques de los otros. En ese momento puede empezar a participar. Si el trompo bailando sale del círculo se puede tomar con la mano, donde debe seguir bailando. Luego se lanza sobre los otros trompos. El juego no tiene fin.
Sobre los antiguos juegos, cuenta Oreste Plath que “el trompo que caía en desgracia era llevado a la cama de la choca donde terminaba todo astillado por los púazos de los demás trompos”. Después de jugar, los trompos quedaban llenos de pequeños agujeros o “quiñaduras”.

El Volantín

Aunque provienen originalmente de Indonesia, los volantines o cometas son un símbolo de lo chileno. Su tradición se remonta al siglo XVIII.

Indispensable en la celebración de las Fiestas Patrias.

Investigaciones recientes aseguran que el volantín tiene su origen en el territorio que actualmente comprende a Indonesia. Sin embargo, en el año 200 antes de Cristo el volantín a alcanzó una gran difusión gracias a un general chino de nombre Han Siny. En esa época el retazo de papel volador se convirtió en un objeto tan popular en oriente, que el calendario chino le dedicó el noveno mes del año.

En Europa, la cometa ya era conocida en el siglo XVII y su aparición en Chile data de mediados del siglo XVIII. Su llegada conquistó a tantos seguidores, que se convirtió en la protagonista de muchas fiestas, juegos, competencias, reuniones y jaranas.

Pero su presencia también causó disturbios y peleas. De hecho, en 1795 se dictó una orden que condenaba a seis días de prisión a todo “malvado” que causara daños como consecuencia de la encumbrada de un volantín. Esta medida se tuvo que adoptar porque fueron demasiados los peatones que sufrieron el golpe de una teja por culpa de las piruetas de un volantín.

Pese a esto, la presencia del volantín se hizo indispensable en la celebración de las Fiestas Patrias y en las famosas competencias de corridas de volantines. Estas últimas consisten en la lucha de dos o más figuras de papel en el cielo, que buscan eliminarse unas a otras por medio del roce violento del hilo curado. Esta “arma” es consecuencia de la mezcla de vidrio molido con pegatina en el hilo que encumbra al volantín y que es capaz de cortar los hilos enemigos.

Con los años, se prohibió el uso del hilo curado y los volantines se dedicaron a cubrir los cielos con fines lúdicos y no competitivos, estando en manos principalmente de los niños.

Sin embargo, y pese a todas las campañas de prevención y advertencia en contra del hilo curado, persisten hoy en día algunos fanáticos que lo siguen usando y causando daños a los menores. Son numerosos los niños que han sufrido cortes y heridas producto de ese peligroso material.

Actualmente, el volantín ha experimentado las innovaciones de la modernidad, ya que sus variedades se presentan en papel, plástico y con sofisticados sistemas de manejo que posibilitan dirigirlo con dos manos.